La Minería en el Virreinato

Una de las actividades económicas más resaltantes en la época del virreinato o de lo que hace miles de décadas se conocía como la Nueva España, era la minería. De hecho, esta actividad pasó a ser una de las más utilizadas para subsistir y para generar mayores ingresos, especialmente en toda la época colonial. Sin duda alguna, fue la que mejores resultados le otorgó al pueblo, ya que el oro y la plata eran dos de los minerales más ricos para el momento y los cuales el Perú producía.

Fin de los buscadores de tesoros

Mientras más tomaba fuerza el gobierno español con su virreinato, más se eliminaba la actividad de buscar tesoros. Las personas que se dedican a esta actividad, esperaban encontrar en algún lugar del territorio peruano, minas llenas de oro.

Sin embargo, lo que conseguían, eran pequeñas minas que se evidenciaba que habían sido trabajadas en la época pre hispánica, allí lo máximo que podían encontrar eran minerales como la plata. No obstante, para evitar a los buscadores de tesoros, el virreinato se encargó de establecer ciertas medidas.

Minerales explotados

El mineral más explotado en el territorio peruano, fue la plata. Este mineral podía encontrarse con facilidad, por lo que no había problema u obstáculo para poderlo explotar. A diferencia de lo que sucedía con el oro, cuyo mineral no se encontró en tierras peruanos sino hasta el año 1550.

Por consiguiente, minerales como mercurio y azogue, tenían relevancia, gracias a que, por medio de ellos, se llegaba a obtener el mineral más buscado: la plata. Sin embargo, otros minerales que se encuadren en la categoría de no preciosos, como el cobre y el hierro no fueron aprovechados ni explotados.

Al momento en que el gobierno español supo de la existencia de estas mineras, se encargó de enviar todo lo necesario para su debida explotación. Así como martillos, barretas, clavos, azadas y picos.

Yacimientos mineros

En primer lugar, la explotación de manera ordenada y también organizada, dio inicio en el año 1540. Es así que, uno de los yacimientos mineros más importantes se encontró en 1545 en Potosí, Bolivia. De acuerdo a los expertos, de allí se derivó las tres partes más importantes de la plata que se encontraba en Perú. No obstante, esto fue así hasta el año 1776, que este yacimiento pasó a formar parte del virreinato de Río de la Plata.

Evidentemente, existen distintas minas a lo largo del territorio peruano, pero ninguna cuenta con la importancia o relevancia de la de Potosí. Los demás yacimientos mineros se encuentran en Arequipa, Ayacucho y Canta en Lima y Pasco, entre muchas otras más que actualmente son territorio boliviano.

La Huaira

Antes de la llegada de los españoles, los pobladores de esta tierra sabían algunos métodos para producir la plata. El más conocido era la huaira, el cual consistía en unos hornos que recibían tal nombre que estaban construidos en piedra de hasta dos metros por 75 centímetros. Podían encontrarse de dos tipos, unos fijos y otros móviles. Allí se utilizaba estiércol como combustible, y también el fuego.

Aunque se trataba de uno de los métodos más usados, la mayor parte de la plata se perdía en el proceso.

Etapas de la huairas

Este nombre es el que recibe a aquel periodo de tiempo en el que la explotación de minerales estaba en manos de los indígenas. Estos hornos que reciben el nombre de huairas eran utilizados para purificar los minerales, y este proceso lo hacían los indígenas hasta 1570.

Luego de esta fecha, y del descubrimiento de Potosí, el combustible de estos hornos comenzó a escasear. Por lo que se hizo necesario acceder a otros métodos para purificar los minerales.

El azogue y el método Medina

El azogue era otro de los minerales que se encontraba en los yacimientos mineros. Este se utilizaba para purificar la plata, luego se tenía una amalgama conocida como pella. Y allí se procedía a dividir la plata del azogue, ambos se extraían en perfecto estado.

Esta técnica recibe el nombre de su creador, Bartolomé de Medina, aunque tuvo más éxito en el Perú considerando que, allí era más sencillo encontrar el azogue que en México, país donde fue patentado tal método.

La ruta de azogue y principales yacimientos

La mina más imponente e importante en cuanto a este mineral se trata, se encuentra en Huancavelica, fue encontrada en 1564, y a partir de allí pasó a manos de la corona. Se dice que, de no haber hecho tal descubrimiento, la plata iba a peligrar, debido a que las huairas no podrían seguir purificando este mineral.

Cambios y efectos de la minería

Este nuevo método, llevó a que la actividad minera tuviera dos cambios sumamente importantes, el primero de ellos se basaba en una mayor producción del mineral, mientras que, el segundo era la separación total de los indígenas de la purificación del mismo.

Ahora bien, en relación a los efectos se tiene que, los indígenas que ahora eran asalariados y formaban parte de la mano de obra, comenzaron a involucrarse socialmente con las demás clases, y, por ende, a ampliar su contexto cultural.

Mita minera y mita de Faltriquera

La mita minera consistía en una especie de ley que obligaba a algunos hombres indígenas entre los 18 y 50 años a trabajar en las minas de mayor importancia. Claramente, trabajaban a cambio de un salario. Esto se llevó a cabo de esta manera, porque nadie quería trabajar y explotar los minerales.

Por otro lado, la mita de Faltriquera, surgió luego de la primera, se trataba de una especie de excepción, por medio de la cual los indígenas podrían pagar para liberarse de ir a trabajar, con este dinero se le pagaba a otro indígena. Sin embargo, a veces el dinero no llegaba a manos del destinatario.

La crisis minera y el mundo alrededor de las minas

La crisis minera ocurrió en el siglo XVII, cuando toda la actividad decayó considerablemente. Las deudas eran extenuantes, por lo que los mineros decidieron no seguir explotando este mineral hasta obtener una solución, no obstante, esto lo que hizo fue desencadenar guerras internas.

El mundo alrededor de las minas surgió gracias a estos yacimientos, pero también a todos los métodos técnicas que se utilizaron para explotarlos. Fue allí donde se necesitaron metalúrgicos, artesanos y carpinteros. Además de que, en ese momento comenzó a construirse una verdadera ciudad en los alrededores de tales yacimientos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *