Ciro Alegría Bazán

Ciro Alegría Bazán fue uno de los autores más prominente de la época, escribió obras como “el mundo es ancho y ajeno” desde muy pequeño dejó en evidencia su amor y fascinación por la literatura y la poesía. Fue un estudiante ejemplar y uno de los defensores de la literatura y poesía.

Sus inicios como escritor

Ciro Alegría Bazán nació en “Quilca” un distrito de Sartimbamba, provincia que pertenece a Huamachuco. Alegría Bazán nació el 4 de noviembre de 1909; fue fruto del amor de José Eliseo Alegría Lynch y María Herminia Bazán. En esta hacienda vivió hasta los cuatro años, luego se mudaron a otra, donde Ciro deja entrever su afinidad por los indios, ya que no le importaba compartir tiempo con ellos.

Tanto sus estudios de educación primaria como secundaria, los realizó en Trujillo, uno de sus ilustres maestros fue el poeta César Vallejo, quien lo incentivó aún más en el mundo de la poesía.

Para 1924, Ciro ya decidido sigue su vocación con el apoyo de su familia, es en este año donde escribe sus primeros versos convertidos en relatos y poemas. Años más tarde decide que trabajará con su tío Constante en la bodega como ayudante. Sin embargo, no dura mucho tiempo, debido a que, Antenor Orrego lo introduce en el mundo literario por completo al ofrecerle el cargo de reportero del diario “el Norte” para 1930, decide ingresar de nuevo a la universidad.

Esta vez, con una vocación más clara, decide militar dentro del partido Apra, donde fue terriblemente torturado.

Edición de los perros hambrientos y el mundo es ancho y ajeno

Años más tarde, para 1933 durante el gobierno del general Benavides, Ciro ingresa a trabajar de manera clandestina en el diario La Tribuna de Lima, al mismo tiempo que se dedicó a ofrecer sus escritos a revistas como Palabra, Crónica Social y Panoramas.

En estos años Alegría Bazán viajó a Chile, la primera vez a la ciudad de Valparaíso, mientras que, la segunda fue a Santiago de Chile. El año 1935 fue de gran importancia para Ciro, no solo en el ámbito personal porque se casó con su tía Rosalía Amézquita, sino también porque transformó su cuento “Marañón” en una novela, la cual lleva por nombre la serpiente de oro.

Con esta obra fue merecedor de premios en Chile, lo que lo lleva a ser el aspirante perfecto para ocupar un lugar en la Sociedad de Escritores en Chile, donde revisó diversas obras. Para este momento, revisa y corregía obras para distintas editoriales.

Sin embargo, una embolia cerebral puso su vida en jaque, por lo que tuvo que tomarse un descanso. Aunque duro varios meses sin poder escribir, una vez recuperó su innata habilidad para hacerlo, escribió los perros hambrientos en 1939, y al año siguiente el mundo es ancho y ajeno.

Viaje de Ciro Alegría a Puerto Rico y Estados Unidos

Gracias a sus obras se convirtió en un reconocido escritor peruano. En 1941 comienza su travesía por el mundo, acompañado del venezolano Mariano Picón Salas asiste a una conferencia en Puerto Rico, y posteriormente a una en Washington. En este último destino, conoce distintas figuras importantes en el mundo de la literatura.

Es así que, los años siguientes se relacionó con distintas labores, como el caso de reportero de guerra, traductor y por supuesto, redactor y corrector de distintos artículos para revistas estadounidenses. De hecho, una visita a Gabriela Mistral, lo llevó a escribir su obra póstuma Gabriela Mistral íntima.

En estos años también se separa por completo del partido Apa, y toma un ritmo de vida más sociable, ya que en varias universidades era un invitado de honor para dar conferencias. Para 1956 vuelve a contraer nupcias con una poeta cubana de nombre Dora Varona Gil. Al año siguiente regreso a su amada patria y es recibido como toda una celebridad. Tanto así que, es nombrado doctor honoris causa por la universidad de Trujillo.

Colaboración de Ciro en diarios y festivales internacionales

El año de 1958 para Ciro llegó con todo, ya que desde febrero comenzó a escribir y a colaborar activamente para distintos diarios y revistas, vale mencionar que, no solo colaboró o participó en diarios nacionales, sino también internacionales como el diario la Nación de Argentina.

Por otro lado, su éxito y fama aumentaron de inmediato, por lo que era el invitado especial a los distintos eventos que se realizaban. Desde alcanzar la diputación el Lima por medio de un partido político de Acción Popular, hasta asistir al Segundo Encuentro Internacional de Escritores que fue llevado a cabo en Berlín. Durante estos años Alegría Bazán publicó su libro duelo de caballeros.

De igual modo, era uno de los invitados más esperados en los eventos nacionales, así como en los internacionales. Ya que fue invitado de honor del Parlamento Francés. Una vez retornó a su amado Perú, decidió participar en las elecciones de la Asociación Nacional de Escritores y Artistas, en la cual salió victorioso y asumiendo el cargo de presidente de la misma.

Muerte y obras de Ciro Alegría

Ciro Alegría Bazán murió el 17 de febrero de 1967, luego de su muerte se le realizaron distintos homenajes, todos buscaban rendirle un tributo al peruano que mostró un poco de su nación al mundo entero. La causa de su muerte fue una hemorragia cerebral.

Sin embargo, a este amante de la literatura y la poesía se le recuerda por las distintas obras que dejó, por todas las historias que contaba y por su facilidad e innata habilidad para conquistar a todos aquellos que lo leían y lo escuchaban.

Ciro es uno de los ilustres personajes de la historia reciente del Perú, quien se encargó de abrir un camino que parecía difícil e imposible, como navegar por aguas internacionales. Pero que lo logró, y pudo trabajar de la mano de otros escritores de talle internacional. Por ello, su historia enaltece tanto a la nación, ya que fue una persona que dejó en alto a su país y eso es lo que hace sentir a todos en Perú totalmente orgullosos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *